mapNuestra ubicación
Ver mapa
mapTeléfono
07 2615 306


Evangelizamos con el espíritu y la mística de la Renovación Carismática Católica.

Lunes, 30 Noviembre 2015 03:02


NOVICIADO

“DISCÍPULOS DEL ESPÍRITU SANTO”

Es ya tiempo de abrir de par en pa las puertas al Espíritu Santo.

NOVICIADO “SAN MIGUEL ARCÁNGEL

¿Qué es el Noviciado?

El noviciado es el periodo de formación a que los candidatos examinen a fondo si son realmente llamados por Dios a seguir a Cristo por medios de la profesión religiosa en la vida apostólica de la Congregación. Es un año caracterizado por los grandes ideales de aquellos que lo han dejado todo para seguir a Cristo [Const. 140]


¿Qué fines se buscan en el Noviciado?

El primer y principal fin es  estar dispuestos a abrirse al soplo del Espíritu Santo para  conocer y amar profundamente a Jesucristo, pues es Él quien llama y su Santo Espíritu el que nos santifica  y nos cristifica en la vida religiosa. Para este fin tenemos la Eucaristía diaria, la adoración al santísimo, los retiros mensuales,   la recepción frecuente de los sacramentos y la dirección espiritual han de ser pilares fundamentales  en este año de crecimiento espiritual. Nada se anteponga a este año de gracia, ni la misma actividad apostólica, solo de esta manera se alcanzará el fin, ser otro Cristo.

El segundo fin es especialmente que el candidato alcance un profundo conocimiento  de la belleza y grandeza de la entrega a la vida consagrada, en especial  el conocimiento y la vivencia de los tres votos: pobreza, castidad y obediencia.  Con la finalidad de que después de haber culminado este año el candidato tenga la suficiente madurez humana y cristiana para realizar su primera consagración.

Según la definición del derecho canónico el noviciado es: "un tiempo que tiene como finalidad que los novicios conozcan mejor la vocación divina, particularmente la propia del instituto, que prueben el modo de vida de éste, que conformen la mente y el corazón con su espíritu, y que puedan ser comprobadas su intención y su idoneidad". (CDC 646).

Ahora bien, el discípulo del Espíritu Santo vive estos consejos de acuerdo a su propio carisma, de modo que toda esta preparación nos ayude a ser hombres consagrados misioneros que vivan el Reinado del Espíritu Santo.

Finalmente,  es un tiempo que permite  conocer  las propias cualidades del novicio y ayudarle a que pueda ponerlos al servicio de la Comunidad. Para este proceso es de capital importancia la bellísima experiencia de la vida en común, en este ambiente el novicio descubre sus propios dones, talentos y carismas; al mismo tiempo salen a la luz aquellas imperfecciones que es necesario corregir para ser hombres del Espíritu.  


¿Qué actividades se realizan en el Noviciado?

El noviciado es una escuela de espiritualidad y además se desarrollan diversas actividades que nos ayudan a profundizar en el conocimiento de Cristo y ser iluminados por el Espíritu Santo.

Este tiempo es muy especial ya que los dedicamos al estudio de los tratados de Teología Consagrada, como el estudio del Carisma, espíritu y fin de nuestro Instituto. Estudiamos materias que nos ayuden a desarrollar nuestra vida espiritual para crecer en el Espíritu.

Tenemos también diversos oficios y trabajos manuales de casa que nos ayuden a formar nuestra voluntad. Existe un tiempo que se los dedica al deporte para el sano esparcimiento y esfuerzo personal. Es de gran importancia el compartir fraterno en la mesa en donde se desarrolla un ambiente de verdadera  alegría.

En cuanto al apostolado, tenemos un tiempo dedicado a desarrollar los dones y carismas que tenemos cada uno, esto sea en la parroquia o en los grupos de oración, cenáculos y convivencias  que son un ámbito propicio para que actúe con poder  el Espíritu Santo a través de la oración espontánea y la predicación con la unción del Santo Espíritu.

Son de capital importancia los Seminarios de vida en el Espíritu, los retiros de cada mes y los de fin de año para que podamos responder con generosidad el llamado divino a ser total pertenencia del Señor. Finalmente para concluir esta hermosa  experiencia del noviciado tenemos algún paseo que es de algún modo la recompensa a todos los esfuerzos realizados durante todo este periodo de formación y ascesis espiritual.

De esta manera queremos dar cumplimiento al pedido que hizo el Espíritu Santo a nuestro fundador: “dame Sacerdotes Carismáticos y misioneros”.

Inicia sesión para enviar comentarios

Usuarios registrados

Nuestra comunidad

El Instituto de los Discípulos del Espíritu Santo fue fundado el 30 de abril de 1989, en la Ciudad de Loja-Ecuador. Es un Instituto Religioso Carismático de derecho diocesano, dedicado a la Evangelización con el espíritu y la mística de la Renovación Carismática Católica(R.C.C.) [Const. 1].